Follow Us On

Política de Cookies

EN LOS MEDIOS

“No creo en complots, interesa la vacuna del sida, pero es difícil” – Atlántico

ATLÁNTICO 24/10/2011

“No creo en complots, interesa la vacuna del sida, pero es difícil”

Han Nefkens, con 24 años como seropositivo, inauguró una muestra sobre la enfermedad
ANA BAENA – VIGO - 22-10-2011
Han Nefkens (Róterdam, 1954) inauguró ayer la colectiva “You are not alone”, en el Marco. Como presidente de la Fundación ArtAids, promueve acciones artísticas como vía para sensibilizar a la sociedad sobre el sida. Con esta muestra y con su propio testimonio quiere hacer llegar un mensaje claro. En perfecto castellano, con sencillez y cierta ternura explicó su legado.

¿Cómo sensibiliza esta exposición a la población ante el sida?
El arte tiene un gran poder transformador. Una obra de arte es una imagen que queda en la cabeza, se le da vueltas y también se piensa en el VIH: en que aún existe, hay que tener cuidado y tomar precauciones, y en no excluir a los enfermos.

Reconoció que usted es seropositivo, ¿cómo asumió la enfermedad?
Me enteré hace 24 años, en México. Mi primera reacción fue la negación.: “No puede ser, este no soy yo”. Me llevo tiempo asimilarlo. A finales de los 80, principios de los 90 era un momento muy diferente. Vi morir a muchos de sida, mi hermano, amigos. Era como asistir a lo que me esperaba a mí también. A partir de 1996 cambia todo. Aparecen las medicinas y aumenta la esperanza. Se pasa de vivir con urgencia a hacer planes a medio y largo plazo.

La exposición se llama “You are not alone”, ¿llegó a sentirse solo?
Me sentí muy solo cuando me dieron la noticia. Tenía miedo de como iban a reaccionar la familia, mi pareja, los amigos. Luego aprendí que si puedes marcar la diferencia entre ser un enfermo crónico y no uno terminal, la gente lo entiende.

Hay una obra en la muestra que plantea que el sida sea un negocio, ¿existe ese debate?
Ese es el poder del arte, abrir debates. El sida es un buen negocio para la industria farmacéutica. Pero ha sido la que desarrolló las 20 pastillas que me tomo y me permiten vivir. Sin ella no habría medicinas. Son empresas que invierten mucho dinero y tienen derecho a recuperarlo. Pero hay que lograr una solución para los que no tienen acceso.

¿Y por qué se resiste la vacuna?
No creo en complots. Interesa, el que la descubra tendrá el Nobel y venderá millones. Pero es difícil porque el virus muta mucho.